A mediados de los 80 llegamos por primera vez a Darnius, para poder pescar el legendario lucioperca en el pántano de Boadella.
Enseguida nos quedamos enamorados de este lugar tan idílico y desde entonces siempre pasabámos nuestras vacaciones aquí.


Cuando en el año 1996 se abrió el Club Tennis Darnius, estuvimos encantados con este Hotel tan limpio, acogedor y supervisible, convertiéndonos en clientes asiduos. Nos gustaba este lugar tan tránquilo apartado del ajetreo habitual.

En la primavera del 2011 aprovechamos la oportunidad, dejámos atrás nuestra casa de Suiza y nos trasladamos a España y con la ilusión de poder llevar y levantar de nuevo un lugar tan bonito y posibilitar a nuestros clientes unas vacaciones tránquilas e inolvidables.

Una atención personal al cliente así como un servicio individual hacen de nuestro pequeño hotel deportivo una pequeña oasis en medio de la naturaleza.

Le damos la bienvenida en nuestra nueva patria!

Susanne & Günter Wening